lunes 21 de septiembre de 2020
Revista Viajeros » A la Carta » 29 sep 2016

Presidente de la Asociación de Periodistas Ga

Es hora del turismo gastronómico

El turismo gastronómico no es una cosa nueva. Hoy, la COTAL (Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina) se está relanzando y ha agregado un capítulo específico dedicado a esta actividad....


Por:
Por Alejandro Maglione amaglione@datamarkets.com.ar

       Países como Francia, Italia o España, por citar algunos de Europa, siempre nos han convocado a experimentar algún costado de su gastronomía local. Puede que no eludamos algún fast food, pero la realidad es que no dejamos de preguntar a nuestros anfitriones sobre los mejores lugares para disfrutar de una buena comida.   

Es indudable que el interés turístico del público en general se ha ido modificando con el correr de los años. Hoy el turismo ha buscado volverse más “palpable”. Hasta ayer nos conformábamos con ver un paisaje con un lago al fondo. Ahora, queremos tocar el agua del lago, y de ser posible, navegar un rato por él.

            Pero la búsqueda de nuevas propuestas de los que trabajan en el turismo receptivo no cesa, y por suerte, no creo que cese nunca, lo cual nos garantiza a los viajeros contumaces que no importa las veces que vayamos a un destino, siempre nos aguardaran agradables novedades por experimentar.

                        Incluso, me han sorprendido desde siempre, parientes y amigos, describiéndome elogiosamente la hospitalidad de una ciudad o país, comenzando por las comidas que habían tenido oportunidad de conocer. ¿Quién discute que nuestra impresión del mejor lugar puede quedar destruida simplemente por haber sido defraudados en la atención o propuesta de un restaurante?

                        Para mí hay dos aspectos que merecen ser atendidos por las autoridades y los operadores. Uno tiene que ver con la calidad en el sentido más amplio de la palabra. La calidad cubre el servicio, la decoración e higiene de un lugar, los productos que se emplean en sus platos. Conozco lugares donde hay programas específicos dedicados a la capacitación y posterior control del cumplimiento que se ha dado a los principales aspectos relacionados con el tema.

            Otro aspecto no menor, siempre relacionado con el turismo gastronómico, es la seguridad en el sentido más amplio de la palabra. No tiene que ver solamente con el costado policial, sino que se trata de hacer seguros a los polos gastronómicos que existen en las grandes ciudades. Y esto tiene que ver con el cumplimiento de las normas relacionadas con incendios; las inspecciones bromatológicas regulares; el debido señalamiento para evitar que el turista deambule buscando su destino. A medida que se profundiza en el tema, uno se da cuenta que se trata de un tema casi inagotable, si  es que se quiere tomar con seriedad.

            Quizás el éxito más logrado en transformar un país entero como destino de Turismo Gastronómico lo tengamos en el Perú. Un grupo de cocineros y periodistas organizaron una asociación que se dedica a promover la gastronomía del país en variadas formas. La más destacable es la feria anual que organizan en Lima, llamada Mistura, y que tiene como cara visible al periodista Bernardo Roca Rey.

            Otra prueba son las distintas  ferias que también se realizan en ciudades como Guayaquil o Quito, en Ecuador, o Bogotá y Medellín, en Colombia. América Latina está despertando en el convocar a conocer su cocina. Y va cosechando éxitos sin descanso.

            Hay propuestas novedosas como la Ruta del Vino que se ha montado en la provincia de Mendoza en la Argentina. Muchas bodegas acordaron un formato para recibir turistas, e incluso han instalado en sus predios magníficos restaurantes, como lo han hecho bodegas enormes como Chandon, o más pequeñas como Casarena.

            Pero todo lo que se programe y haga será inútil si no se comunica adecuadamente. Lo dice el Talmud: haces-comunicas-haces. Haces-no comunicas-no haces.

            Personalmente, hoy viajaría con gusto al Paraguay para reencontrarme con el verdadero chipá, o la deliciosa sopa paraguaya. Aunque tengo serias sospechas que la gastronomía paraguaya es más, muchísimo más que eso. Me quedo esperando la convocatoria para comprobarlo y escribir sobre esto…

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIAJEROS TV

GALERÍA DE IMAGENES